Ucrania: Posiciones internacionalistas y escisiones en los grupos anarquistas

Original: http://materialesxlaemancipacion.espivblogs.net/2015/01/27/ucrania-posiciones-internacionalistas-y-escisiones-en-los-grupos-anarquistas/

 

El siguiente texto es una extracción de un artículo más extenso que habla de los acontecimientos actuales de la guerra interimperialista dentro de territorio ucraniano, dicho documento será publicado en el segundo número de la revista “Ellos no pueden parar la revuelta” próxima a salir a principios de febrero. Por lo pronto les dejamos un buen avance de su contenido con este extracto que evidencia realidades que se están desarrollando en aquél territorio… (Materiales)

Ya sea del lado pro-Maidan o “Antifascista” varios grupos anarquistas han demostrado poca claridad en su intervención en los acontecimientos en Ucrania. En la foto: una barricada pro-Maidan de un supuesto grupo anarquista.

Ya sea del lado pro-Maidan o “Antifascista” varios grupos anarquistas han demostrado poca claridad en su intervención en los acontecimientos en Ucrania. En la foto: una barricada pro-Maidan de un supuesto grupo anarquista.

Sin duda, para quienes vivimos fuera de los límites geográficos de las lenguas rusa y ucraniana… una de las cosas que dificultaron durante los primeros meses el entender con profundidad la situación acontecida en esas tierras, fue el idioma y las escasas traducciones de los comunicados y declaraciones de los grupos revolucionarios que se encuentran en la región. Todavía incluso hoy sigue siendo eso un factor limitante.

No fue sino hasta el transcurrir de algunos meses, donde algunas notas e informaciones nos llegaban al español (y a veces con defectos de traducción), sin embargo, en esas traducciones se podía constatar, que por ejemplo, los partidos “comunistas” eran puros reductos del estalinismo, el trotskismo y la socialdemocracia (la más significativa, una plataforma llamada Borotva –lucha-), mientras que los anarquistas son una amalgama de posiciones confusas. Aún así, ambos jugaron un papel activo en los disturbios del Euromaidan, así como en la guerra que hoy se desata en la frontera rusa.

Por otra parte, en Rusia y Bielorrusia ha habido desde entonces manifestaciones con presencia anarquista donde se vierten consignas en contra de la guerra imperialista y abogando en su lugar, por una guerra de clases.

Pero vaya sorpresa nos llevamos, mientras en el transcurso de la búsqueda de más contactos e información sobre lo ocurrido en la región, que pudimos entablar contacto con alguna gente, anarcosindicalistas del KRAS (Confederación Anarco Sindicalista Revolucionaria)[1], los cuales nos explicaron un panorama más decadente del que pudiéramos imaginar.

Pues bien, comenzando por Moscú, durante la clásica procesión del primero de mayo que la socialdemocracia mundial ha institucionalizado, un grupo anarquista llamado Autonomía.info marchó al margen de los contingentes de la marcha principal (de sindicatos, ong’s y partidos políticos de todo tipo). De este lado del charco, dimos por hecho que se trataba de la organización Autonomía.org[2] (nótese el cambio de siglas del final, Autonomía.org es una plataforma ecléctica que agrupa anarquistas de tendencias ecologistas, antifascistas, clasistas y feministas, con secciones en casi toda Rusia),no obstante, la gente del KRAS nos corroboró que ese contingente se trataba de una agrupación diferente a la que creíamos [autonomía.org], el cual era compuesto por anarcos que acudieron a la convocatoria de una nueva organización que meses antes había hecho una escisión del mismo nombre al interior de la plataforma Autonomía.org. Luego investigando más afondo por nuestra cuenta lo explicado por el miembro del KRAS con el cual contactamos, vimos que efectivamente, las consignas vertidas el día de la manifestación evocaban cierta incongruencia con lo que comúnmente se observaría en una manifestación anarquista en contra de la guerra: “por la libertad y el orden” “todo el poder al pueblo” “por una Ucrania y una Rusia sin fascismo ni imperialismo”.

Logo de “Autonomía.org”

Logo de “Autonomía.org”

Después de investigar más sobre esa organización [Autonomía.info], encontramos que había vínculos directos de ellos con organizaciones “anarquistas” de Ucrania como UTA (Unión de Trabajadores Autónomos) y FRN (Frente Rojo y Negro). Más adelante nos encontramos links y enlaces que nos llevaban a webs de grupos como GN (Guardia Negra) y RA (Resistencia Autónoma), las cuales, como constataron algunas traducciones de sus textos que cayeron a nuestras manos por diversos medios, más lo agregado por la gente del KRAS, se puso en evidencia que de entrada, dichas consignas “anti-imperialistas” que tales organizaciones enarbolaban, sólo se referían a una oposición en la intervención rusa, además de tener una muy tibia crítica a la rada ucraniana del Maidan, considerando a esta última un mal menor (¡¡es decir, eran “apoyadores críticos”!!). Hoy está claramente confirmado que muchos de los militantes de esas organizaciones a las que Autonomía.info no cuestiona, se encuentran ahora peleando en las filas del Maidan.

77_lykweshA

¿Pero qué es lo que propicia toda esta amalgama de confusionismo? Aún pese a ser un caso particular que de ninguna forma abarca la totalidad del problema, ni mucho menos se puede considerar una generalización hacia todo el anarquismo en Rusia y mucho menos a nivel internacional. Las palabras expuestas por un anarquista de Donetsk en una entrevista que le fue realizada en el mes de mayo del año 2014, pueden explicarnos (pero no justificar)  por qué un amplio sector del movimiento anarquista en la región de Ucrania transita y se codea con todos los reaccionarios.

«¿Existen grupos anarquistas en Donbass?:

“La actividad de los anarquistas es en un nivel bajo, hay algunos de ellos. Es por eso que su influencia sobre la situación política es muy insignificante. Hay grupos de anarquistas “no organizados” en algunos pueblos de la región -Donetsk, Avdeevka, Kramatorsk, Gorlovka, Mariupol, Yasinovataya-. La pertenencia en cada grupo es de hasta aproximadamente diez… La actividad de dichos grupos es variada: a partir de la realización de juegos de cinco a un lado, los conciertos, hasta la agitación (pegatinas, graffiti)… Pero la actividad no es sistemática, ya que estos grupos son algo así como las “empresas de los amigos”.

Creo que no hay nada qué explicar. Lo único de lo que quería preguntar acerca al leer esto: ¿por qué hay muchos grupos pequeños, llamándose a sí mismos anarquistas, pero al mismo tiempo no están unidos en una sola organización, y se dedican a la misma mierda?

La pregunta es retórica, como la respuesta a lo que es obvio: el infantilismo de los anarquistas, todo el mundo tiene ambiciones sin límites y la ausencia total de las mismas, al mismo tiempo, de la menor visión estratégica de los líderes de estos grupos, quienes no pueden superar el muy desgastado lema “acciones para el bien de las acciones” que contiene un claro componente subcultural, superar los egos personales (léase infantilismo), unirse en una sola organización y elaborar una agenda política.

Como un ejemplo más de infantilismo y miserias ideológicas, se puede recordar la propaganda anti-electoral de la organización escindida de KRAS, el llamado Mezhdunarodnyj Souz Anarkhistov (MSA, Unión Internacional de Anarquistas) en Donetsk. Durante las escisiones y rupturas, se discutieron mucho sobre los supuestos autoritarios en RKAS, que no se les dio la oportunidad de darse cuenta de sí mismos, que su iniciativa fue suprimida y así sucesivamente. Como resultado, después de que se libraran de la “dictadura del buró de organización KRAS“, esa misma que fue a las minas y las fábricas a difundir el periódico “Anarquía”, a tratar con los sindicatos y las cooperativas y construir una “guardia negra” bien disciplinada; después de haberse liberado de las decisiones de las asambleas del KRAS, las cuales pusieron sobre la mesa tareas socio-políticas muy constructivas, los “anarquistas anti-autoritarios”, tras haber establecido la MSA, mostró sus habilidades estratégicas y tácticas pegando carteles en toda la ciudad que contienen mensajes como: “¡no vayan a las elecciones, comed verduras!”.

¿Y dónde están todas estas nuevas unidades, anti-autoritarios inimaginables, los creadores que debilitaron al RKAS sistemáticamente y rompieron el movimiento anarquista en pedazos con su llegada, por lo que no le dan ninguna oportunidad de organizarse en una organización política fuerte y de masas? ¿Siguen pegando pegatinas, pintando graffitis que nadie quiere ver, jugando al fútbol y yendo a conciertos? ¿Coma verduras, no vaya a las elecciones? Por estos motivos, ¿uno habría de destruir todos los brotes constructivos del movimiento anarquista diciendo que eso “no era muy respetable para el anarquismo puro”? Así es como los niños traviesos se comportan, la organización de fiestas de desobediencia y disturbios por el bien de sus mezquinos insultos y juegos.

Y, por último, el anarquismo de los anarquistas, debido a que los anarquistas se convierten en el principal obstáculo en el camino hacia la anarquía. Recurro a una divertida tautología intencionadamente, con el fin de llamar la atención sobre las viejas enfermedades de ser anti-organizacional, destructivo e irresponsable, que se señalan a nivel de una virtud y que socavaría cualquier trabajo constructivo. Los anarquistas, debido a esos errores absolutamente absurdos, así han logrado establecer la organización. Y todos los intentos de establecer la organización en el marco del proyecto “KRAS” han dado lugar a una verdadera cruzada contra el “autoritarismo y el extremismo”. Tanto la situación en febrero de 2013 y la actual han demostrado claramente toda la impotencia de esas formas infantiles, del anarquismo subcultural, sin importar el nombre que se dio a sí mismo de cara a los acontecimientos históricos reales.»

Marcha de “anarquistas” en Moscú, bajo la consigna “por la libertad y el orden” … pero del Capital, les faltó agregar.

Marcha de “anarquistas” en Moscú, bajo la consigna “por la libertad y el orden” … pero del Capital, les faltó agregar.

Podemos notar, pues, que la jerga que caracteriza a gran parte de lo que hoy se denomina «movimiento anarquista» no es un hecho aislado acontecido en un sólo país, por el contrario, ocurre en distintas coordenadas del globo. Apuntamos este hecho, no en cuanto algo inherente al anarquismo, sino como una carencia programática y total falta de ruptura con la socialdemocracia que concibe la realidad de manera ideológica, fragmentada organizativa, grupalista y hasta personalista.

Actualmente, el desastre que vive el proletariado en la búsqueda de consolidarse en fuerza autónoma agrupado en torno al movimiento anarquista y comunista en el contexto de la lucha de clases; desde nuestra perspectiva, sólo puede ser superado si desde el planteamiento de la crítica real, nos embarcamos en la imprescindible tarea de establecer una mayor conexión internacionalista que nos involucre directamente en la discusión, el intercambio y el debate [para lo cual es fundamental el aprendizaje de más lenguas]. Es decir, romper el aislamiento y generar la ruptura en nuestros terrenos de combate y comunicación, puesto que los procesos que se llevan en cada región, transitan con particularidades distintas y la intervención complementa y ayuda a superar muchas debilidades.

Por lo expuesto en este apartado, a los proletarios revolucionarios nos queda claro que los supuestos “anarquistas” –sobre todo los “antifascistas” y los “subculturales”– de Ucrania, que hasta ahora han contribuido a fortalecer a la reacción nacionalista, están del otro lado de la barricada, son socialdemócratas o reformistas y contrarrevolucionarios, son enemigos; por lo tanto, ha de combatírseles con la misma energía y contundencia.

Esto no quiere decir, sin embargo, que todos los que se reconocen como anarquistas en esa región en realidad sean reformistas y reaccionarios, de hecho puede haber proletarios en lucha e incluso minorías revolucionarias de proletarios que también se reconozcan como anarquistas -o como comunistas, o como ni lo uno ni lo otro-, es decir que sean compañeros de lucha contra nuestro enemigo común. Lamentablemente hasta el momento no tenemos noticias o información de esta posibilidad, con la excepción -tal vez y con ciertas reservas- del KRAS (ver abajo su declaración internacionalista contra la guerra en Ucrania). Pero lo más importante no es como se reconozcan o autodenominen los proletarios en lucha, sino que en su práctica actúen como proletariado, es decir que luchen contra el Capital, el Estado, las fronteras nacionales y contra su propia condición de clase explotada y oprimida, y se asuman como clase revolucionaria y antagónica al capital, como proletariado –lo cual ciertamente implica la existencia de (auto)conciencia de clase en tanto producto y factor material o concreto de la misma lucha de clase–. Más que tal o cual forma ideológica o bandera que porte tal o cual lucha proletaria –lo que no deja de ser criticable como contradicción y debilidad de la misma-, importa el contenido de su acción, importa su práctica de y como clase, díganse o no proletarios y díganse o no anarquistas.

La consigna en este caso es clara entonces: ¡contra la atomización y la ciudadanización democrática, “antifascista” e identitataria!: ¡La negación, la ruptura y la superación revolucionarias como clase de estas contradicciones y barreras ideológicas contrarrevolucionarias en nuestro seno y al calor de la misma lucha! ¡Contra el confusionismo: reapropiación y defensa teórica y práctica del programa histórico revolucionario de nuestra clase, del programa del proletariado entendido como “el partido de la revolución social” y de la “revolución universal” (Bakunin) o como “el partido [histórico y mundial] de la anarquía… del comunismo” (Marx, 18 Brumario…)!

Todo lo cual debería traducirse en asumir y defender de manera intransigente y activa una posición de clase, anticapitalista/antiestatista y antinacionalista o internacionalista, por la autonomía proletaria, la guerra de clases y la revolución social mundial… por el comunismo y la anarquía. Teniendo claro que todo esto no se aprende plácidamente en los libros sino tortuosamente en la práctica, en la guerra de clases real, más aún en tiempos como el actual en que la guerra imperialista vuelve a ser inminente.

A continuación reproducimos una declaración internacionalista que circuló durante los primeros meses del conflicto. A pesar de que -como mencionamos anteriormente- somos críticos de su ideología anarcosindicalista, y de cierto desfasamiento de la declaración con los hechos actuales , ya que no dan una propuesta clara y concisa al accionar de nuestra clase ante la catástrofe de la guerra; expresa sin embargo de manera clara una posición de clase e internacionalista sobre la guerra en Ucrania:

 «Declaración de Internacionalistas contra la guerra en Ucrania
¡Guerra a la guerra! ¡Ni una gota de sangre por la “nación”!

La lucha de poder entre clanes oligárquicos en Ucrania amenaza con derivar en un conflicto armado internacional. El capitalismo ruso pretende usar la redistribución del poder estatal ucraniano para implementar sus tan ansiadas aspiraciones expansionistas e imperialistas en Crimea y Ucrania del este, donde tiene fuertes intereses económicos, financieros y políticos.
Con la próxima ronda de la inminente crisis económica en Rusia de fondo, el régimen intenta alimentar el nacionalismo para desviar la atención de los crecientes problemas socioeconómicos de los trabajadores: salarios y pensiones de pobreza, desmantelamiento de la atención sanitaria disponible, educación y otros servicios sociales. Bajo el trueno de la retorica nacionalista y militante es más fácil completar la formación de un estado corporativo y autoritario, basado en valores conservadores reaccionarios y políticas represivas.
En Ucrania, la aguda crisis económica y política ha llevado a una creciente confrontación entre “nuevos” y “viejos” clanes oligárquicos, con los primeros incluyendo formaciones ultra-derechistas y ultra-nacionalistas para dar un golpe de estado en Kiev. La elite política de Crimea y el este de Ucrania no pretende compartir su poder y sus propiedades con los próximos gobernadores de turno en Kiev, ni tratar de confiar en la ayuda del gobierno ruso. Ambas partes recurrieron a una histeria nacionalista rampante: ucraniana y rusa respectivamente. Hay choques armados, derramamiento de sangre. Los poderes occidentales tienen sus propios intereses y aspiraciones, y su intervención en el conflicto podría llevar a una Tercer Guerra Mundial.
Camarillas beligerantes de jefes fuerzan, como de costumbre, a luchar por sus intereses a los nuestros, gente ordinaria: asalariados, desempleados, estudiantes, pensionados… Como borrachos de droga nacionalista, nos enfrentan unos a otros, haciéndonos olvidar nuestras verdaderas necesidades e intereses: no nos importan ni nos pueden importar sus “naciones”, desde las cuales nos preocupamos por problemas más vitales y urgentes – cómo sobrevivir en un sistema fundado para esclavizarnos y oprimirnos.
No sucumbiremos a la intoxicación nacionalista. ¡Al infierno con su estado y “naciones”, sus banderas y despachos! Esta no es nuestra guerra, y no debemos ir a ella, pagando con nuestra sangre sus palacios, cuentas bancarias y el placer de sentarse en los mullidos sillones de las autoridades. Y si los jefes en Moscú, Kiev, Leópolis, Járkov, Donetsk y Simferópol empiezan esta guerra, ¡nuestra tarea es resistirla a toda costa!
¡Ni guerra entre pueblos ni paz entre clases!

KRAS, Sección Rusa de la Asociación Internacional de Trabajadores
Internacionalistas de Ucrania, Rusia, Moldavia, Israel, Lituania
Federación Anarquista de Moldavia
Fracción de Socialistas Revolucionarios (Ucrania)»

Notas:

[1] No compartimos la línea política de KRAS ni tampoco la del anarcosindicalismo, sin embargo al ser de los pocos grupos que han estado al margen de toda la basura pseudorevolucionaria que se autonombra “anarquista”, que más adelante mencionaremos, fue debido a eso que ha sido más viable entablar discusión e intercambio de información con ellos.

[2]      Hoy en día, parece que cuantitativamente se redujo el número de sus cuadros militantes, y en las recientes manifestaciones como la del 1° de Mayo y la del 21 de septiembre en Moscú (manifestación convocada por organizaciones pacifistas donde primaba el nacionalismo), fue visible que el bloque convocado por Autonomia.info fue de asistencia mayor. Autonomía.org acusa a Autonomía.info de poseer elementos sexistas y homofóbicos en sus filas militantes y programa, mientras que estos últimos acusan a los primeros de abandonar todas las posiciones de la guerra de clases.

This entry was posted in 2) General, 4) Pensamiento/análisis, 7) Organizaciones libertarias and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

1 Response to Ucrania: Posiciones internacionalistas y escisiones en los grupos anarquistas

  1. M says:

    El texto confunde a la organización anarcosindicalista KRAS-AIT, activa en Rusia, con RKAS-UA, anarcocomunista de Ucrania. Hay un párrafo en el que se alternan ambas siglas cuando en realidad se refiere a la segunda. Es el párrafo en el que se refiere a la escisión que tuvieron.

    También hay que distinguir entre avtonom.org que es la web anarquista de referencia en Rusia, a la que se refiere el texto como autonomia.org (no está bien escrita, por tanto), y avtonomia.net, que es la web de la UTA de Kiev. He consultado avtonomia.info y es una web de autoabastecimiento de energía.

    Y por último hay una traducción mal hecha, que dice: “acciones para el bien de las acciones”. Debería decir “activismo por el activismo”, que es más comprensible en castellano.

    Por lo demás no está mal el texto.

Comments are closed.